18 de febrero de 2014

11:52 am

Desde hace unos días han ocurrido sucesos lamentables que no vale la pena ahondar en ellos (por el momento)

Han habido muertos, heridos, detenidos, violados. Han habido grandes mentiras (que, sinceramente no sé cómo el chavista se las cree) del gobierno. Han habido manifestaciones en bastantes áreas de Caracas. Ha habido mucha, mucha violencia y represión.

Si no estuviéramos en una dictadura, podríamos ver por televisión las dos caras de la moneda. Los medios mostrando (voluntariamente) las marchas y movimientos del gobierno y los convocados por los manifestantes.
Tampoco habría tantos cabos sueltos sobre mil cosas.

Los extranjeros que me leen tal vez no entenderán un carajo de lo que estoy diciendo. En unos días, cuando me sienta menos arrecha y dolida por lo que ha ocurrido, haré una gran recopilación de los hechos (obviamente desde mi punto de vista) de lo que ocurrió. Poca opinión, muchas pruebas.

Será otro post tipo el de denuncias electorales, con denuncias hacia la represión de la libertad de expresión y abuso policial. Pero mucho, mucho más triste, y largo.

Hoy, hay concentración en Chacaíto y ya están marchando junto con Leopoldo López. Hasta ahora no ha habido violencia en la manifestación. Esperemos que siga así... ojalá no me equivoque.

Récenle a sus dioses o encomiéndense a sus muertos, lo que prefieran, pero cuídense mucho.
Publicar un comentario