26 de junio de 2014

Odio Dropbox. Adoro Google Drive.

Esta publicación es entre un desahogo y una recomendación.

Dropbox es una mierda, hay que acostumbrarse demasiado al programa para saber dónde están todas las funciones básicas. Nunca me ha gustado. Pero como mis profesores sabían usar eso nada más para compartir archivos, no tuve otra alternativa que abrirme una cuenta allí y revisarlo de vez en cuando.


Drive en cambio, tiene todas las carpetas visibles, (para una fanática del orden esto es importante) tienes la opción de sólo mirar las carpetas que están compartidas contigo (Desorden - 1) puedes modificar los archivos Office allí mismo(Practicidad +1) y puedes crear nuevos archivos (+100000) directamente desde allí y compartirlos, y por supuesto se guardan automáticamente.

Sonará a haladera de bolas, pero me gusta recomendar cosas útiles y funcionales a la gente. Yo por ejemplo tengo un exceso de documentos personales que reviso muuy de vez en cuando, así que colocarlos en Drive es bastante cómodo. Arte que comparto con amigos, y puedo hacer que ellos puedan verlos online sin necesidad de subirlos todos a deviantArt con un título y una descripción.

No pero de verdad, cuando alguien en su salón quiera pasar un documento, péguenle si recomienda Dropbox. Es preferible pasarlo por correo como la gente normal. Además, no sé qué verga tiene el programa de carga de dropbox, es increíblemente lento. Lo único bueno es que puedes subir varios archivos pesados, pero Drive tiene la misma capacidad de subir varios archivos, y el límite es 15 gb.
Dropbox te agrega gb de capacidad si lo compartes por twitter, por facebook, si agregas amigos, si pagas... Drive va añadiendo más capacidad a cada cuenta con el tiempo, porque sí.

Espero que les haya sido útil. Chao.
Publicar un comentario