25 de octubre de 2011

Lo que debería ser vergonzoso, y lo que no.



Hay personas que se apenan de decir que no se han graduado, que no saben hablar inglés bien. Hay personas avergonzadas de su peso, su estatura, sus lunares.

Digo yo, ¿No es injusto y duro con uno mismo, sentirse avergonzado de algo que no podías cambiar?

Ya vendrá un cabeza de pinga a decirme que esas cosas pueden cambiarse. Pues, tal vez a los 14 años no es posible hacerlo, y para muchos, es igual de difícil incluso a su mayoría de edad.

Según mis principios, no hay por qué avergonzarse (u orgullecerse) de algo que no hemos escogido. Nuestro físico, nuestras habilidades, defectos y fortalezas, familia o país en el que nacimos. (Hablé un poco de eso en este post)

Hay que estar orgullosos, e igualmente avergonzados de cosas que nosotros mismos hayamos elegido.

Nadie debería avergonzarse de que no ha acabado la carrera cuando otros compañeros sí. El no entender una materia o haber tenido problemas que impidieron el seguimiento normal de la misma, no es algo vergonzoso. ¿Por qué debería serlo? Uno no escoge cuándo entiende o cuándo no. O cuándo muere un ser querido.

Tampoco estar avergonzado de una mancha en el rostro, o de usar lentes o aparatos. ¿Acaso tú en el limbo te pintaste el lunar que no te gusta o qué diablos? En su debido tiempo uno puede quitárselo y se acabó el drama. No entiendo porqué las personas se comportan a veces de manera tan estúpida por esas cosas, en especial con su cuerpo y lo que no les gusta de él.

Avergüénzate si raspaste la mayoría de las materias por flojo, si simplemente no te dio la gana de hacer las cosas bien y por ello perdiste tiempo, un semestre, un año, un amigo. Si dejaste un proyecto a medias, si abandonaste algún pasatiempo o buena costumbre que tenías.

Yo sí, yo raspé un semestre. No me siento orgullosa de decirlo, pero tampoco veo porqué debería darme pena. Al menos estoy estudiando, y esto lo hago por mí, por mi futuro, porque me da la gana, no lo hago por aprobación de otros y no necesito probarle a nadie nada.


________

Sé que es una entrada corta, pero fue simplemente para recordarle a muchas personas que conozco que no se graduarán en 5 años o en 6, que eso no importa, lo que importa es aprender, y ser bueno en ello porque uno quiera. ¿Qué importa si un webón se graduó en 5 años de Magna Cum Laude y ustedes no? A mí me vale mierda incluso si gana más que yo. Me importa mi vida, no la de él.
Publicar un comentario